Como en todo lenguaje, necesitamos del uso de variables, que nos servirán para todo lo que queramos hacer en determinadas situaciones. Una variable, es una cadena de datos que se almacena en la memoria y que podemos llamar en cualquier momento para darle X uso.

Asignando variables:

En BASH, las variables se asignan simplemente dando el nombre de la variable y su valor:

Como podemos leer aquí, este código asigna el valor 1 a la variable “hola”. En BASH las variables son “CASE SENSITIVE” (sensibles), es decir, la variable Hola no es lo mismo que HOLA ni que holA.

Otro de los puntos importantes de las variables en BASH es que no tenemos que asignarles un tipo, es decir, podemos darle a las variables cualquier valor y lo aceptará sin tener que decirle a BASH si es numérico o si son letras.

Invocando variables:

Ya sabemos asignar una variable, pero de poco nos sirve si no podemos llamarla.

En BASH, las variables las invocamos simplemente anteponiendo un símbolo de dolar ‘;$’; antes del nombre de la variable.

Ejemplo:

Explicación:

Si ponemos atención al código, en BASH, las variables simplemente se reemplazan por su valor al llamarlas, de modo que en ellas podemos almacenar X texto ó numero, ya sean comandos o lo que sea.

Al llamar a la variable, observamos que simplemente da el valor y lo pasa como una orden al interprete, pero si lo ponemos siguiendo un comando como echo entonces este mostrará el contenido de la variable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *